Blog de Alberto Calcerrada

Sobre comunicación, turismo y divagaciones varias…

¿Julio temporada alta? No para todos

Si intentamos agrupar o clasificar destinos en base a como afecta la temporalidad a la variación de precios, casi podemos hablar en España de dos grandes grupos: Destinos costeros y destinos de interior. Evidentemente la realidad es más complicada y no todo es blanco y negro. Existe una gran variedad de grises, e incluso de pardos, existiendo diferencias entre destinos urbanos, destinos rurales, destinos de invierno o nieve… Y por supuesto también destinos híbridos, como Barcelona, donde podemos hablar de turismo urbano, cultural, de eventos, viajes de negocios, y también sobre todo para el cliente extranjero como destino de sol y playa.

Pero volviendo a estos dos grandes grupos: Destinos de costa y destinos de interior, asistimos cada verano a una fluctuación de precios importante. Las miradas se centran en la playa, con una fuerte temporalidad en julio y agosto, en la que suben los precios. Esta misma temporalidad afecta al contrario a destinos sin costa, o de interior. Se habla mucho del aumento de precios en la costa, por otro lado lógico durante estos meses, pero sin embargo, la bajada de precios en destinos de interior pasa mucho más desapercibida.

En julio, como cada més, trivago hace público su tHPI (trivago hotel Price Index). En él es evidente este aumento de precios en capitales costeras, como es el caso de Cádiz (11%), Castellón (20%) o Palma de Mallorca (5%), donde los precios aumentan.Este aumento varía también según la dependencia del turismo de sol y playa y la influencia de la climatología. Así por ejemplo, una ciudad como Málaga, que ofrece también un amplio abanico de posibilidades culturales y urbanas, tiene un aumento de precios más bajo, sólo 3%.

Dos buenos ejemplos de destinos híbridos son Barcelona y Gijón. Barcelona es más que nada un destino urbano, por lo que los precios bajan un 8% en julio, sobre todo con la disminución de viajes de negocios. Gijón igualmente ofrece un amplio abanico de posibilidades de turismo cultural, gastronómico, y de playa, pero quizá por ser una ciudad más pequeña influye más el factor metereológico, y la estacionalidad provoca un aumento de precios en julio del 18%.

bajada de precios en destinos urbanos

Si echamos un vistazo al panorama en las capitales europeas, este tendencia es más que evidente. Las grandes ciudades son principalmente destinos urbanos y la temporalidad aumenta los precios principalmente en primavera, la llegada de julio provoca la disminución de precios en todas las capitales europeas. París, Berlín y Dublín bajan sus precios un 14%, Roma, Venecia, Bruselas y Oslo en torno al 20%. Sólo se salva Londres, donde los precios suben un 16% por los inminentes Juegos Olímpicos.

baja de precios en capitales europeas

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: